¿Qué es un Community Manager?

Por Julio 4, 2017Marketing

Hoy en día casi todas las personas tenemos perfiles personales en redes sociales. Y, gradualmente, lo mismo ocurre con las empresas.

Desde hace unos años, la comunidad corporativa está creciendo y cada vez son más los negocios que tienen un lugar destacado en varias plataformas de Social Media.

Muchos de nosotros seguimos los perfiles de nuestras empresas favoritas porque son un canal rápido para resolver dudas, para estar al tanto de sus novedades o, simplemente, porque nos sentimos conectados con aquello que ofrecen.

Las redes sociales permiten a las pymes ganar visibilidad, hacen que les sea más fácil conectar con sus seguidores y, a la vez, les permiten trabajar para aumentar la satisfacción y la fidelidad de sus clientes. Sin embargo, como gerentes de pequeñas y medianas empresas, cuando decidimos lanzarnos a abrir nuestra cuenta corporativa, nos topamos con un mundo desconocido.

Pensábamos que, con nuestros años en Facebook colgando videos en nuestro perfil o felicitando la Navidad a nuestros primos, ya seríamos capaces de lanzar la página de nuestra empresa al “estrellato”. Y eso no es todo, no sólo nos damos cuenta de que gestionar las redes sociales de nuestra empresa requiere conocimiento y estrategia, sino que descubrimos que implica… ¡una barbaridad de tiempo!

Por esta razón, cada vez más empresas acuden a los especialistas en este trabajo: los Community Manager.

¿Qué es un Community Manager?

Un Community Manager es un profesional  que se dedica a dinamizar perfiles corporativos en redes sociales. Es una persona a quien podemos delegar todos los aspectos relacionados con nuestra estrategia de marketing en redes sociales, así como su implementación.

 

¿Qué funciones tiene un Community Manager?

El Community Manager es aquél que lleva el timón de las redes sociales de nuestro negocio. Es esencial que tenga clara la estrategia a seguir, que comprenda bien cuál es nuestro objetivo y nuestras líneas de acción en cada plataforma.

Por qué, para qué, cómo y cuándo queremos usar Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Google Plus, etc. son preguntas que deberíamos hacernos junto con el que será Community Manager de nuestra empresa.

Una vez está claro el plan, el Community Manager tiene la función de implementarlo teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • Crear contenido atractivo y con sentido. El Community Manager tiene que crear contenido atractivo que incite a la participación, a crear una comunidad, y, sobretodo, que implique a los seguidores en nuestra marca.
  • Atender al cliente. Sí, a nuestros perfiles llegarán muchas reacciones de ‘me encanta’ y feedbacks positivos, pero también recibiremos críticas, quejas, comentarios desagradables y desafiantes. El Community Manager tiene la función de lidiar con este “lado oscuro” del negocio que antes sólo se reflejaba en las hojas de reclamaciones.
  • Llevar a nuestra empresa al siguiente nivel. Si seguimos la estrategia definida, debemos ver como, poco a poco, crece la incidencia de nuestra empresa en los perfiles que usamos.
  • Monitorizar los resultados. El Community Manager será la persona encargada de asegurarse de que nuestras acciones siguen el rumbo deseado, de documentar el progreso y monitorizar los resultados para que podamos analizar todos los datos obtenidos.

 

¿Qué habilidades se necesitan para ser un buen Community Manager?

Un Community Manager es un hombre o mujer “orquestra”; es decir, es una persona que cumple muchas funciones dentro de un mismo rol. Por eso, pensamos que debe contar con las siguientes habilidades:

  • Tener conocimientos de marketing. Debe ser capaz de ayudar a la empresa a identificar sus objetivos y alcanzarlos. Además, debe tener calado al público objetivo como si se tratara de su mejor amigo.
  • Tener dotes de atención al cliente. Como cualquier persona que trabaja atendiendo a clientes, debe ser empático, conciliador y, sobretodo, tener MUCHA paciencia.
  • Ser creativo. Tiene que proponer nuevas salidas en casos de que nos encontremos en crisis o de que estemos estancados.
  • Ser estructurado. Debe poder monitorizar los progresos de nuestras acciones y estructurar los datos.
  • Ser analítico. Debe ser capaz de desentrañar qué hay detrás de los movimientos del mercado y de los usuarios.

Lejos queda aquél tiempo en el que la comunicación con nuestros clientes era efímera. Hoy en día, cualquier interacción queda grabada en la memoria de nuestros perfiles de Facebook, Twitter, Instagram y demás.

¿Vale la pena contratar a alguien que se ocupe de llevar nuestras redes sociales a buen puerto? ¡Nosotros creemos que sí!

Si deseas información sobre nuestros servicios de Community Manager no dudes en ponerte en contacto con nosotros.