La importancia de la fotografía profesional en el ecommerce

Por julio 19, 2017Marketing

Una de las reticencias más comunes de los usuarios a la hora de hacer compras online es que no pueden ver el producto antes de comprarlo. Sin conocer la calidad de los materiales, la textura, el peso y el aspecto en general, el comprador se arriesga e invierte su dinero con la esperanza de que el resultado sea el esperado.

Nuestra labor como vendedores es ofrecer al usuario todo lo que esté a nuestro alcance para conseguir que la experiencia virtual se parezca lo máximo posible a la compra presencial y, de esta manera, alimentar su confianza para futuras compras. Para ello, no sólo es esencial que hagamos una buena descripción de nuestro producto -una descripción plagada de detalles y datos-, sino que debemos convertir nuestra tienda en un escaparate visual, que haga que el cliente tenga la sensación de que puede sentir y tocar aquello que quiere comprar.

La fotografía profesional para aumentar las ventas en el ecommerce

El elemento principal que sirve para llamar la atención sobre un producto en una tienda online es la fotografía. Pero, ojo, no vale cualquier fotografía .Para que sea útil, una fotografía de producto tiene que tener un buen enfoque de luz, captar todos los ángulos y detalles del producto, así como mostrar cada uno de los estilos y colores que has especificado en la descripción.

Ya te debes estar echando las manos a la cabeza… Te ocupas de gestionar tu tienda y, ¿ahora resulta que tienes que ser experto en fotografía? Por suerte, hay otros especialistas a los que puedes acudir para que resuelvan exitosamente todos aquellos trabajos internos a los que no consigues llegar.

Un fotógrafo profesional te ayudará a conseguir buenas imágenes que, además, seguramente reducirán las consultas de tus clientes, porque una buena imagen dice mucho más que mil palabras.

Técnicas avanzadas de fotografía profesional para el ecommerce

Si ya tienes algunas imágenes básicas para ilustrar tu producto pero quieres ir un paso más allá, puedes contar con algunas herramientas extra, que te ayudarán a crear una experiencia más completa para tus clientes. ¡No todo son desventajas en el ecommerce a la hora de mostrar el producto!

La técnica del bodegón, por ejemplo, es una técnica que las tiendas físicas están limitadas a usar por falta de espacio. Una fotografía de bodegón te servirá para mostrar tu producto en un contexto. Por ejemplo: en el caso de que vendas elementos de decoración, puedes mostrar un interiorismo con varios de tus productos. Esta técnica ayudará a tu cliente a hacerse una idea de su tamaño, su color y su función.

¡Y no sólo de foto vive el ecommerce! Actualmente hay un montón de técnicas digitales que pueden complementar una buena imagen estática. Por ejemplo, puedes usar la fotografía 360º o videos de producto.

El uso profesional de la fotografía y del video en el ecommerce cada vez se va sofisticando más. Quizás ya no esté tan lejos el momento en el que, como imaginaba Roald Dahl en su novela Charlie y la Fábrica de Chocolate, los comerciantes puedan enviarnos una chocolatina de prueba a través de la pantalla para que la probemos antes de decidir comprarla.

 

Fotografías | Joan Valera Photography

Deja una respuesta